PEPE RUBIANES, “RUBIÁNS”

[lang_gl] Coñecín a Pepe Rubiáns nunha rúa de Compostela hai anos, andaba el como cómico que era polos camiños e as prazas cunha montaxe dunha obra de Darío Fo. Saudámonos anos despois en Barcelona, el achegouse a ofrecer a súa presenza nun acto de protesta contra a conducta daquel Goberno en relación co “Prestige”. Era un trasterrado de Rubiáns (Vilagarcía de Arousa).
Non entro en se tiña razón Pepe Rubianes ou o alcalde de Salamanca, só constato que gañan os de sempre, os “nacionais” e que perden os de sempre. E que as víctimas acaban aquí sempre por ser culpábeis. Pepe Rubiáns é declarado culpábel, unha vez máis. Culpábel “ad vitam aeternam”.
Acouga, Pepe, non lles fagas caso. Descansa. [/lang_gl][lang_es] Conocí a Pepe Rubianes en una calle de Compostela hace años, andaba como cómico que era por los caminos y plazas con el montaje de una obra de Darío Fo.
Nos saludamos años después en Barcelona, él se había acercado a ofrecer su presencia en un acto de protesta contra la conducta de aquel Gobierno en relación con el “Prestige”. Era un trasterrado de Rubiáns (Vilagarcía de Arousa).
No entro en si tenía razón Pepe Rubianes o el alcalde de Salamanca, sólo constato que ganan los de siempre, los “nacionales”, y que pierden los de siempre. Y que las víctimas acaban aquí siempre por ser culpables. Pepe Rubianes es declarado culpable, una vez más. Culpable “ad vitam aeternam”.
Descansa, Pepe, no les hagas caso. Descansa.[/lang_es]