[lang_gl]”SETE PALABRAS” E A MORTALIDADE[/lang_gl][lang_es] “SIETE PALABRAS” Y LA MORTALIDAD [/lang_es]

[lang_gl] En “Sete palabras” cometín un certo pecado, transformei a persoas en personaxes (a empezar por eu propio). E iso tráeme consecuencias, todas boas, esas personaxes agora chámanme, escríbenme por correo electrónico, por correo postal e dinme o que lles parece o libro, o que lles parece estaren eles alí, como sombras nun relato fantasmal.
A última carta que me chega é do Manuel Alejo Arenal, do pobo do meu pai, agradecendo o libro. Despídese dicíndome: “El día 5 de Julio si no me he muerto cumplo 95 años”.
Todo o libro ten a ver coa mortalidade, iso é dicir coa vida. E a forza que teña venlle de aí.
Que cumpras anos con saúde, Manuel. E obrigado. [/lang_gl][lang_es] En “Siete palabras” cometí un cierto pecado, transformé a personas en personajes (empezando por mí mismo). Y eso me trae consecuencias, todas buenas, esos personajes ahora me llaman, me escriben por correo electrónico, por correo postal y me dicen lo que les parece el libro, lo que les parece el estar allí, como sombras en un relato fantasmal.
La última carta que me llega es de Manuel Alejo Arenal, del pueblo de mi padre, agradeciendo el libro. Se despide diciéndome: “El día 5 de Julio si no me he muerto cumplo 95 años”.
Todo el libro tiene que ver con la mortalidad, eso es decir con la vida. Y la fuerza que tenga viene de ahí.
Que cumplas años con salud, Manuel. Y gracias. [/lang_es]