[lang_gl] A MENESTEROSIDADE DO XORNALISTA[/lang_gl][lang_es] LA MENESTEROSIDAD DEL PERIODISTA[/lang_es]

[lang_gl] Pendurei onte (existe o tempo na Rede?) un apuntamento sobre a menesterosidade da condición mesma de escritor. O xornalista John Carlin apunta aquí a indignidade que ten que afrontar o xornalista.

“Cualquier reportero, si es honesto, lo reconoce: el periodismo es un oficio indigno. Siempre esperando, siempre suplicando. Deberían incluir en todos los cursos de periodismo unas buenas sesiones de budismo zen, para que los jóvenes incautos que piensan meterse en este negocio adquieran las dosis necesarias de paciencia, filosofía, paz espiritual.

El problema es la entrevista, materia prima tan imprescindible para el reportero como el arroz para la paella, el balón para Leo Messi, el peluquero para David Beckham. Sin acceso a la gente indicada para determinada historia, no hay historia. Lo que hay es fracaso, fracaso que pude conducir al desempleo. Por eso lo primero que se requiere para ser reportero es persistencia, admirable virtud condenada siempre a rozar la humillación.”

Ser escritor e ademais xornalista? Insufríbel. [lang_gl][lang_es] Colgué ayer (¿existe el tiempo en la Red?) un apunte sobre la menesterosidad de la condición misma de escritor. El periodista John Carlin apunta aquí la indignidad que tiene que afrontar el periodista.

“Cualquier reportero, si es honesto, lo reconoce: el periodismo es un oficio indigno. Siempre esperando, siempre suplicando. Deberían incluir en todos los cursos de periodismo unas buenas sesiones de budismo zen, para que los jóvenes incautos que piensan meterse en este negocio adquieran las dosis necesarias de paciencia, filosofía, paz espiritual.

El problema es la entrevista, materia prima tan imprescindible para el reportero como el arroz para la paella, el balón para Leo Messi, el peluquero para David Beckham. Sin acceso a la gente indicada para determinada historia, no hay historia. Lo que hay es fracaso, fracaso que pude conducir al desempleo. Por eso lo primero que se requiere para ser reportero es persistencia, admirable virtud condenada siempre a rozar la humillación.”

¿Ser escritor y además periodista? Insufrible.[/lang_es]