JUDITH, SALOMÉ, ESPERANZA AGUIRRE

Salomé. Pierre Bonnaud

[lang_gl] Case inevitabelmente manexamos un repertorio de imaxes e referencias que nos dá a ideoloxía que herdamos. Os homes en Occidente temos expresado os nosos medos e ansiedades en figuras como a da Judith/Salomé decapitadora (castradora). Judith inspiroume unha novela, “Non volvas”.

Esperanza Aguirre, unha muller de forte carácter, seguramente aparece estes días para algúns varóns do seu partido como unha nova encarnación desa fantasma armado de coitelo.[/lang_gl][lang_es] Casi inevitablemente manejamos un repertorio de imágenes y referencias que nos da la ideología que heredamos. Los hombres en Occidente hemos expresado nuestros miedos y ansiedades en figuras como la de Judith/Salomé decapitadora (castradora). Judith me inspiró mi novela “Non volvas” (“No vuelvas”, no se busque pues está descatalogada).

Esperanza Aguirre, una mujer de fuerte carácter, seguramente aparece estos dias para algunos varones de su partido como una nueva encarnación de ese fantasma armado de cuchillo. [/lang_es]